Tratamiento de Juanetes  (Hallux Valgus) con Acutomo

Elimina tus Juanetes con Acutomo (última técnica de Acupuntura)  sin necesidad de Cirugías Invasivas y Dolorosas

¿Que es un Juanete?

El nombre científico es Hallux Valgus y es una deformidad del primer dedo de los pies que produce una prominencia notoria en la parte lateral interna del pie. El primer dedo o dedo gordo se desvía apuntando hacia el segundo dedo.

 Los juanetes son un problema bastante extendido entre las mujeres y tienen un factor hereditario, por lo que se debe prevenir a las niñas si la madre los padece.

Causas de los Juanetes

Los reumatismos inflamatorios, pies planos o uso excesivo de tacones contribuyen a la deformidad de los pies y por ende de los dedos.

Si no se presentan dolores, no se aconseja operarlos. Existen muchas técnicas y aditamentos que se pueden utilizar para mejorar la forma o detener el incremento del problema.

Recomendaciones

El calzado no debe ser demasiado estrecho en la parte posterior del pie. Debe elegirse zapatos no muy altos y que tengan relación con el ancho y tamaño del pie.

La salud es mucho más importante que la moda o los caprichos. En los pies se encuentran muchos puntos reflejos de los órganos y funciones de todo el cuerpo. El dedo gordo tiene que ver con la cabeza y puede afectar con jaquecas o migraña.

La base del dedo gordo tiene que ver con el cuello y garganta y de la misma manera en personas mas o menos susceptibles, pueden presentar desórdenes patológicos en dichas zonas. Puede ser mucho más que un juanete.

Este dedo es mucho más importante de lo que se puede pensar, incluye el cerebro, la memoria, tiroides, paratiroides, pituitaria. Que influye de alguna manera en muchas personas.

Si no se cuida o trata, puede luego derivar en dedos tipo garra y causar problemas de tipo funcional que impedirán el correcto caminar y hasta deformidades en la columna por la compensación que se debe hacer.

Tratamiento

En Medical Digitus Deus damos un tratamiento de Acutomo que  es de gran ayuda, sobretodo para los dolores y en diversos casos mejora la deformidad del pie significativamente sin necesidad de recurrir a la cirugía que suele ser muy invasiva y dolorosa.


Hay que tener en cuenta que todos los tendones que hay antes de llegar al hueso sufren un estrés propio de la cirugía, por lo que se inflaman y se quedan rígidos. Por eso se precisa de un tiempo prudencial para que se vaya bajando esa inflamación y el pie encuentre el equilibrio que necesita para funcionar con normalidad. Durante esa etapa de recuperación también se deberá calzar de manera distinta, y los movimientos quedarán limitados por un mes y medio y en algunos casos suele ser por más tiempo.

Por eso es recomendable que nos visite a tiempo para hacerle una evaluación precisa y determinar el tratamiento que se llevará acabo.

 

Share Button